Periodoncia , Gingivitis, Dental implants, Periodontitis, Periodontist, Periodontics, Juan Jose Carraro, Bad breath, Bleeding gums, Fundacion carraro, Dr. Adolfo Aragonés, Dental hygiene, Gum surgery
FacebookTwitter Fundación CarraroLinkedinBlog de la Fundación Carraro
Periodoncia , Gingivitis, Dental implants, Periodontitis, Periodontist, Periodontics, Juan Jose Carraro, Bad breath, Bleeding gums, Fundacion carraro, Dr. Adolfo Aragonés, Dental hygiene, Gum surgery
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

APLICACIÓN TERAPEUTICA DE LA MINOCICLINA Y DOXICILINA EN PERIODONCIA.
   

INTRODUCCIÓN

Desde el inicio de la aparición de vida humana, hasta el día de hoy, la perdida de estructuras dentarias por enfermedad periodontal, caries y todas sus patologías asociadas han estado presentes.

En la cavidad oral los dientes aportan superficies duras no descamativas que permiten el desarrollo de extensos depósitos bacterianos. La acumulación y el metabolismo de las bacterias sobre las superficies bucales son considerados como la causa primaria de caries dental, gingivitis, periodontitis, infecciones peri implantares y estomatitis, en 1mm3 de placa dental, que pesa 1mg aproximadamente, están presente más de 108 bacterias. Mombelli 1990

La Periodontitis es una enfermedad inflamatoria del periodonto que se caracteriza por destrucción progresiva de los tejidos que sostienen el diente: su etiología primaria es una serie de infecciones microbianas que pueden estar compuestas por más de las 400 especies bacterianas que se han reconocido corrientemente en la cavidad oral. La enfermedad se considera que progresa en episodios periódicos, relativamente cortos, ocasionando destrucción tisular rápida seguida por reparación y periodos prolongados de remisión. A pesar de la distribución aparentemente desordenada de los episodios de la actividad de la enfermedad, el resultado de la destrucción tisular exhibe un patrón simétrico de pérdida de hueso alveolar y formación de bolsas periodontales. Listgarten 1986. Sin embargo el concepto epidemiológico de cómo progresa la enfermedad es muy controversial, Löe y cols. 1978, exponen un modelo continuo; Goodson y cols 1984 exponen un modelo episódico estableciendo que cada paciente se comporta diferente, algunos tienen episodios de activación de 2 años y remisión los próximos dos, otros siguen un patrón continuo

El reconocimiento de la placa bacteriana como el principal factor etiológico en la patogénesis de la enfermedad periodontal ha encaminado al uso de antibióticos como coadyuvante del tratamiento mecánico en algunos pacientes. Jolkovsky 1997.

Los antibióticos son sustancias producidas por diversas especies de microorganismos (bacterias, Hongos, actinomicetos) que suprimen la proliferación de otros gérmenes y al final pueden destruirlos. Sande 1980.

Dentro del gran arsenal terapéutico antibiótico que existe para tratar las enfermedades infecciosas, son pocos los que están indicados para su uso en periodoncia: Tetraciclinas, metronidazol, amoxicilina, y clindamicina siendo los tres primeros los más estudiados; La Amoxicilina actúa sobre la pared celular; El metronidazol sobre la síntesis de ADN; Y las tetraciclinas sobre los ribosomas afectando la síntesis de proteínas. Goodman 1997

El objetivo de este trabajo es realizar una revisión bibliografía sobre la aplicación terapéutica sistémica de la Minociclina y Doxiciclina en periodoncia.

GENERALIDADES DE LAS TETRACICLINAS

Las Tetraciclinas son antibióticos bacteriostáticos de amplio espectro; Fueron introducidas en la terapéutica médica en 1940. Duggard 1948. Al definirse su actividad antimicrobiana In Vitro, su eficacia en infecciones experimentales y propiedades farmacológicas, rápidamente se utilizaron en forma amplia en farmacoterapia Dowling, 1955; Lepper 1956

La clortetraciclina fue la primera aislada por la fermentación del Estreptomyces aurefaciens, La oxitetraciclina se elabora a partir del Estreptomyces rimosus; La tetraciclina se produce de forma sintética a partir de la clortetraciclina; y la doxiciclina y minociclina son derivados semisinteticos de la tetraciclina Goodman 1997.

Las tetraciclinas inhiben la síntesis proteíca de la bacteria al ligarse al ribosoma bacteriano 30Sº y evitar la llegada del aminoáciltRNA al sitio aceptor en el complejo mRNA-ribosoma. Chambers 1997. También existe evidencia de que pueden causar alteración de la membrana citoplasmática bacteriana, facilitando la destrucción de nucleótidos y otros componentes celulares. Pato 1977. A concentraciones altas, las tetraciclinas también disminuyen la síntesis proteíca en células de mamíferos, sin embargo estas células no tienen el sistema de transporte activo que aparece en la bacteria y además, se supone que las diferencias en la sensibilidad a nivel ribosómico constituyen determinantes importantes de la acción selectiva de las tetraciclinas. Goodman 1997.

Para que los antibióticos lleguen a los ribosomas de bacterias gram negativas se necesitan como mínimo dos procesos: Difusión pasiva a través de los canales hidrófilos formados por porinas, proteínas de la membrana externa del germen patógeno y transporte activo por un sistema que depende de energía y que bombea todas las tetraciclinas a través de la membrana citoplasmática interna. Goodman 1997.

FARMACOCINETICA DE LAS TETRACICLINAS

ABSORCION
Existe variación en la absorción a nivel gastrointestinal, después de una dosis oral con el estomago vacío el porcentaje de absorción de la tetraciclina es del 60 a 80 %; El de la Doxiciclina del 95 % y la Minociclina del 100 %. Gran parte de la absorción se lleva a cabo en estomago, duodeno y yeyuno, y es mayor en ayunas. Barza y Sheife 1977.

La absorción se disminuye por la ingestión concomitante de productos lácteos, geles de hidróxido de aluminio; sales de calcio, magnesio o hierro, por la quelación de cationes divalentes y trivalentes. Ericsson 1982; Los alimentos no interfieren en la absorción de la doxiciclina y minociclina Goodman 1997.

DISTRIBUCION
Las tetraciclinas se distribuyen en forma amplia en todo el cuerpo, en tejidos, líquidos corporales y secreciones su penetración es excelente, se acumulan en células reticuloendoteliales de hígado, bazo, y médula ósea, y en huesos, dentina, y esmalte de dientes sin erupcionar. Goodman 1997.

Las tetraciclinas atraviesan la barrera placentaria y llegan a la circulación fetal y al líquido amniótico, en la leche materna aparecen cantidades considerables de estos fármacos. Goodman 1997.

ELIMINACION
La vía principal de eliminación de casi todas las tetraciclinas es la renal, se concentran en el hígado, y son excretadas en la bilis; de ahí pasan a los intestinos, donde pueden ser resorbidas y así incorporarse a la circulación enterohepática.; Razón por la cual permanecen en el organismo después de cesar su administración. Goodman 1997.

Es poca la eliminación de la minociclina a nivel renal, persiste en el organismo después que ha cesado su administración, debido a que es retenida por ácidos grasos, su vida media no se prolonga en individuos con insuficiencia hepática. Barza y Sheife 1977.

La doxiciclina a su dosis habitual de 100 a 200 mg por día, no es eliminada por las mismas vías que las demás tetraciclinas y no se acumula en cantidades importantes en sujetos con insuficiencia renal, constituyéndose en una de las tetraciclinas más inocuas para el tratamiento de infecciones no renales en estos pacientes. Elmore 1981; Se excreta por las heces, en gran medida como conjugado inactivo y tal vez como un producto quelado, mostrando menor influencia en la inhibición de la microflora gastrointestinal. Nord y Heimdahl 1988.

APLICACIÓN EN PERIODONCIA

TETRACICLINAS SISTEMICAS
Una importante propiedad de las Tetraciclinas para el manejo de la enfermedad periodontal es su capacidad de concentración en el fluido crevicular después de la dosis sistémica. La cual es de 2 a 10 veces mayor que en el suero, se aloja en las bolsas periodontales de 4 a 8 ug/ml.

Aparte de su actividad antibacteriana las Tetraciclinas también exhiben propiedades farmacológicas adicionales significativas para el manejo de la enfermedad periodontal, estas incluyen: inhibición de la colagenasa especialmente la Doxiciclina, inhibición de la reabsorción ósea, acciones antiinflamatorias suprimiendo la actividad de los Polimorfonucleares, y bloqueando la actividad de la Prostaglandina E2; Por inhibición de la fosfolipasa A2. El attar 1988; Vadas 1991; Favorece una mayor inserción de fibroblastos para facilitar la regeneración del ligamento periodontal. Seymour & Heasman 1995. Las colagenasas interticiales son unas enzimas tipo proteinasa que degradan el tejido conectivo, difieren en su estructura molecular, características inmunológicas y especificidad por el sustrato. Birkedal-Hansen 1988.

Golub y colaboradores en 1984 y Greenwald en 1987 sugieren que la inhibición de la colagenasa por las tetraciclinas se debe a la habilidad de este antibiótico de unirse a los iones de calcio y zinc localizados en el sitio activo de la enzima; Este mecanismo puede estar asociado a la acción barredora de radicales libres de oxígeno (acido hipocloroso) producido por los polimornonucleares. Gabler & Creamer 1991; Los radicales libres de oxígeno activan la colagenasa Saari 1990.

Las tetraciclinas tienen propiedades antiproteolíticas que inhiben la reabsorción ósea inducida por la hormona paratiroides, prostaglandinas del grupo E y endotoxinas bacterianas. Golub 1984, y también modifican la acción de los osteoclastos al alterar el calcio citoplasmatico. Rifkin 1992.

El control de las infecciones periodontales con terapia antibiótica adjunta especialmente con doxiciclina puede ser de gran ayuda para el control metabólico de la diabetes mellitus, ya que se disminuyen los niveles de hemoglobina glicosilada en pacientes periodontales tratados con terapia adjunta comparada a terapia mecánica sola Grossi 1997

Haffajee y colaboradores en 1988 reportan un estudio, cuyo propósito era comparar los microorganismos subgingivales de los mismos sitios antes y después de la terapia (Colgajo de Widman modificado + Tetraciclina sistémica 1 gr/día por 21 días). Tomaron 41 muestras de placa subgingival con un promedio de profundidad de bolsa de 7.1 +/-2.9mm antes de la terapia y seis meses después con un promedio de profundidad de bolsa de 4.8+/-2.3. B. melaninogenicus y V. parvula fueron los más detectados en las muestras tomadas antes de la terapia, y el menos detectado fue la W. recta. El A.a .fue detectado en 7 sitios antes de la terapia y en un solo sitio después de la terapia, el mismo comportamiento pero en menor proporción tuvieron la P. gingivales y la P. intermedia. Concluyendo que las infecciones periodontales pueden ser controladas por diferentes regímenes terapéuticos, Haffajje recomienda que Cirugía con colgajo de Widman modificado y Tetraciclina sistémica puede ser efectivo para controlar las infecciones por el A.a y W. recta.

TETRACICLINAS SEMISINTETICAS
La Doxiciclina: Presenta menos absorción con los alimentos y es más liposoluble que la Tetraciclina; en el fluido crevicular se encuentra entre 1.2 a 8.1ug/ml. Bajas dosis han sido efectivas para reducir la actividad colagenolitica en la inflamación gingival; es la tetraciclina más potente en la acción anticolagenasa. Burns 1989. Las colagenasas derivadas de los neutrófilos (MMP- 8) son más sensibles a la inhibición de las tetraciclinas que las colagenasas derivadas de los fibroblastos o del fluido gingival de las bolsas periodontales. Ingman 1993

La Doxiciclina y la Minociclina proveen también actividad inhibitoria en la degradación de colagenasa y otras metaloproteínasas, inhiben la actividad de la colagenasa de los neutrófilos y de los osteoblastos que son esenciales para la destrucción de colágeno tipo I y tipo II, además poseen propiedades antiinflamatorias Vernillo AT 1994.

Caton JG y colaboradores en el 2001 reportaron los efectos postratamientos subantimicrobianos de la Doxiciclina (20mg/día por 9 meses) en pacientes con detartraje y alisado radicular (SRP), comparados con un grupo control con SRP y un placebo. Ellos encontraron en ambos grupos que tres meses después del cese de la terapia antibiótica (12 meses después) no había recidiva de la enfermedad periodontal ni diferencias en las proporciones de los morfotipos bacterianos; Concluyendo que 20mg de Doxiciclina no esta asociada con efectos post-tratamiento, ni produce resistencia bacteriana.

MINOCICLINA: Es una tetraciclina semisintética introducida en 1967, de igual espectro que la Tetraciclina, pero más efectiva para los staphylococos particularmente los resistentes a la Tetraciclina, inhibe microorganismos periodontopatogenos.

La minociclina persiste en el organismo después que ha cesado su tratamiento debido a que es retenida por ácidos grasos Goodman 1996. Es la más liposoluble de las Tetraciclinas por lo que se puede manejar con menos dosis. Freeman 1992.

Ciancio y colaboradores en 1980 evaluaron la Minociclina en pacientes con enfermedad periodontal, mirando su concentración en el fluido crevicular (GCF) y su relación con la concentración en suero y cambios en la salud periodontal, tuvieron en cuenta pacientes adultos con gingivitis y/o periodontitis, un grupo recibió Minocin oral 200mg/día y el otro grupo 150mg/día, encontrando que el tiempo de protrombina y el conteo sanguíneo en ambos grupos no tuvo ningún cambio significativo, fue efectivo para la disminución del porcentaje de placa con un incremento en la salud periodontal. Tanto el grupo de 150 como de 200mg/día presentaron una concentración 5 veces mayor en el fluido crevicular que en el suero, lo que indica que la dosis efectiva puede ser de 150mg/día.

Lindhe y colaboradores en 1983 luego de estudiar el efecto a largo plazo de la terapia con Tetraciclina en pacientes con enfermedad periodontal en adultos, en un estudio aleatorizado de boca dividida con una duración de 50 semanas demostraron que en los pacientes con enfermedad periodontal avanzada tratada con Tetraciclina en ausencia de raspaje y alisado radicular a largo plazo, sé estableció una microflora subgingival con menor proporción de bacterias móviles , disminución de los signos de gingivitis, profundidad al sondaje con un promedio de 1.63mm-

Freeman E, y colaboradores en 1992 compararon 2 regimenes de Minociclina para determinar el nivel en el fluido crevicular, mirando también cambios periodontales y el nivel de patógenos. 30 pacientes divididos en 2 grupos: 100mg de Minociclina – o 200mg por un período de 8 días. La concentración de Minociclina a los 8 días en el fluido crevicular gingival (GCF) fue de 4.77ug/ml para el grupo que tomaba 100mg y de 5.97ug/ml para los de 200mg y a los 15 días fue de 4.30ug/ml y de 4.17ug/ml respectivamente. No hubo diferencia significativa entre los 2 grupos. A los 8 días se redujeron los niveles de P. gingivalis y P. intermedia, pero no fueron eliminados por completo.

La substantividad de la minociclina en superficies radiculares y óseas permite a estos sitios actuar como reservorios de una baja pero activa liberación de concentraciones efectivas de la droga por varios días, lo que permite ejercer su acción antimicrobiana y anticolagenasa en sitios infectados por un extenso período de tiempo. Se ha demostrado la presencia de niveles terapéuticos de minociclina en fluido crevicular en 7 días posteriores al cese de la medicación sistémica con dosis de 100 y 200mg por día en un período de 8 días. Freeman 1992

Además de su actividad antibacteriana, los efectos inhibitorios de la minociclina contra la actividad de la colagenasa fueron reportados por Hagiwara y col. en 1998. Contra la colagenasa de P. gingivalis, la minociclina provoca inhibición de 48% y 80% en 25 y 250 mg/ml respectivamente. Contra la colagenasa producida por leucocitos polimorfonucleares (PMN), la minociclina indujo inhibición de 22% y 100% en 25 y 250 mg/ml respectivamente, un mayor grado de inhibición que con tetraciclina en las mismas concentraciones. No obstante, contra la actividad de colagenasa de fibroblastos humanos, origina inhibición de 2% y 18% en 10 y 500 mg/ml respectivamente en comparación con una menor inhibición por parte de la tetraciclina. Vandekerckhave B

La substantividad de la minociclina en la superficie radicular y ósea es una propiedad importante de este antibiótico como coadyuvante en el tratamiento periodontal. Una dosis diaria única de 100mg por 8 días permanece en concentraciones terapéuticas en el fluido crevicular por 7 días siguientes al cese de la medicación, sin encontrarse diferencias significativas al compararlo con un régimen de 200 mg al día en el mismo período de tiempo. Se sugiere el empleo de una dosis de 100mg al día con el fin de reducir los efectos adversos.

INTERACCIONES FARMACOLOGICAS
Las tetraciclinas son contraindicadas en pacientes que toman medicamentos anticoagulantes porque pueden incrementar el tiempo de protrombina. Glasser 1988

La vida media de la doxiciclina se disminuye de 16 a 7 horas en individuos que reciben por largo tiempo barbitúricos o difenilhidantoina, Y debe evitarse el uso concomitante con diuréticos, porque puede elevar el nitrógeno ureico Goodman 1997.

La carbamazepina interactúa con la doxiciclina, disminuyendo los niveles séricos de este ultimo. Tatro 1990.

La acitretina, medicamento utilizado para la psoriasis, y el acido retinoico no deben administrarse conjuntamente con minociclina por riesgo de aumento de la presión intracraneal. Tatro 1990.

DISCUSION

Una propiedad importante de las tetraciclinas es su capacidad de concentrarse en el fluido crevicular después de la dosificación sistémica. Ciancio y cols. 1982

El uso de Tetraciclinas sistémicas no muestra mayores beneficios que el tratamiento convencional para el manejo de la enfermedad periodontal Listgarden 1978, Lindhe 1983

La Periodontitis agresiva es una enfermedad infecciosa donde se identifican algunos recuentos bacterianos anaeróbicos específicos como el A.a y la P. gingivalis después de la terapia periodontal. Dzink 1988. Por lo que se recomienda el uso de antibióticos como terapia adjunta, Lindhe y Lilienberg 1984 reportan éxito en sus tratamientos mecánicos combinados con antibiótico sistémico sin signos de recidiva en 5 años.

La terapia antibiótica sistémica no afecta significativamente el cumulo de placa supragingingival, depende más de la colaboración por parte del paciente y no tiene mucho efecto en la disminución de la inflamación gingival. Watts et al 1986

La doxiciclina utilizada en una dosis de 100 mg/dia por 3 semanas, ha sido investigada en pacientes de alto riesgo de periodontitis refractaria, encontrándose disminución en la pérdida de inserción y reducción en el conteo de espiroquetas subgingivales después de 12 meses. Fiehn Y Westergaard 1989

En 1990, O'Connor y cols. Reportaron que dos de las principales especies asociadas con la periodontitis, Campylobacter rectus y Porphyromonas gingivalis no son eliminadas al emplear dosificación sistémica de rutina con minociclina, indicando la necesidad de aplicar agentes antibacterianos directamente en el interior del saco como una forma de lograr concentraciones terapéuticas.

La Tetraciclina fue uno de los primeros antibióticos utilizados para el tratamiento de la enfermedad periodontal crónica ya que es un antibiótico de amplio espectro, para bacterias gram positivas, negativas y espiroquetas Seymour & Heasman 1995.

Hawiraga y colaboradores 1998, afirman el efecto antibacteriano de la minociclina, sin embargo en su estudio encontraron 3 pacientes de un total de 28, que exhibieron baja susceptibilidad de P. intermedia al antimicrobiano probablemente estos pacientes desarrollaron resistencia al haber estado en tratamiento con este antibiótico anteriormente.

Walker y colaboradores 2000 encontraron una disminución en la proporción de espiroquetas y de bacilos móviles con el uso de terapia antibiótica sistémica con Doxiciclina y terapia periodontal, esto se explica porque realizan terapia mecánica periodontal especializada y además utilizan la dosis de Doxiciclina sistémica que cumple con la CIM para estos microorganismos, incluso no se ha reportado resistencia bacteriana.

Las distintas formulaciones de la minociclina en el tratamiento periodontal, tienen muchos beneficios en aquellos casos donde la terapia mecánica no es efectiva. Cuando no se encontró beneficio clínico en la irrigación subgingival de tetraciclina en bolsas con defectos en furcaciones, se sugirió que era necesaria la administración de agentes antimicrobianos sistémicos que proporcionaran períodos prolongados de concentración subgingival activa Okuda 1992.

Walter y colaboradores en el 2000 en su estudio tuvieron como propósito evaluar los efectos de un régimen de 20 mg de Doxiciclina por 9 meses en la flora subgingival, para el estudio utilizaron un diseño de boca dividida donde en cada sujeto dos cuadrantes recibieron raspaje y alisado radicular y los otros dos no recibieron terapia básica periodontal. Cada sujeto fue aleatoriamente asignado a los grupos que recibieron la Doxiclina y los del grupo placebo. Todos los tratamientos reportaron una disminución en la proporción de espiroquetas y de bacilos móviles con un incremento en los cocos con mayor disminución en la profundidad clínica al sondaje en los cuadrantes que recibieron tratamiento mecánico periodontal; concluyeron no encontrar efecto antimicrobiano después de un régimen con 20 mg de Doxiclina en comparación con el grupo placebo.

Entre las diferentes tetraciclinas y sobre todo en la minociclina y doxiciclina, existen diferencias en sus aspectos farmacocinéticos y farmacodinámicos, efectos colaterales, interacciones farmacológicas, que marcan una diferencia considerable al momento de realizar su elección.

Al realizar esta revisión encontré diferencias en los reportes e investigaciones de diferentes autores, unas a favor otras en contra, sin embargo la índole infecciosa de la etiología de la Periodontitis, y las cualidades generales y específicas de este grupo de antibióticos, nos aportan una alternativa coadyuvante en el manejo de la enfermedad periodontal.

CONCLUSIONES

Los antibióticos sistémicos pueden ser reservados para pacientes con Periodontitis agresivas, o para pacientes con compromisos sistémicos; Sus efectos positivos en pacientes con Periodontitis crónica no son claros, aunque en casos muy severos que no respondan a la terapia convencional puede ser de gran utilidad

Una ventaja adicional de las Tetraciclinas es su efecto de inhibición de la colágenasa, y el impacto en el control metabólico de la diabetes en pacientes con periodontitis

Una justificación para el tratamiento periodontal con antibióticos sistémicos es la combinación con la terapia mecánica; ya que desde el punto de vista microbiológico es imposible remover el total de los microorganismos de la bolsa periodontal con el alisado radicular, y el antibiótico puede ser utilizado como una herramienta más.

AGRADECIMIENTOS
El autor reconoce y agradece el aporte en la elaboración de este trabajo al Dr. Ferney González Gutiérrez, Master en periodoncia de la Universidad Federal de Rió de Janeiro; Dr. Andrés Duque Duque Periodoncista de la Universidad Javeriana

BIBLIOGRAFÍA
1. Barza M and Scheife R. Antimicrobial spectrum, pharmacology and therapeutic use of antibiotics. IV aminoglycosides. J Maine Med. Assoc. 1997, 68. 194-210.
2. Birkedal-Hansen H. 1988.rom tadpole collagenases to family of matrix metalloproteases, Journal of oral pathology 17. 445-451
3. Burns 1989.F.R; Stack: M; Gray.RD. Paterson.S.A 1989. Inhibition of purified collagenase from alkaline-burned rabir corneas investigations into ophthalmology and visual sciences. 30.1569.
4. Caton JG, Ciancio SG, Blieden TM, Bradshaw M, Crout RJ, Hefti AF, Massaro JM, Polson AM, Thomas J, Walker C. Subantimicrobial dose doxycycline as an adjunt to scaling an root planning post-treatment effects. J. Clin Periodontol 2001;28:782-789
5. Ciancio SG, Slots J, Reynolds HS, Zambon JJ, McKenna JD. The effect of short-term administration of minocycline HCI on gingival inflammation and subgingival microflora. J Periodontal 1982; 53:557-561.
6. Ciancio SG, Mather ML, McMullen JA. An evaluation of minocycline in patients with periodontal disease. J Periodontol 1980; 51:530-534.
7. Chambers HF y Sande M:A. Fármacos antimicrobianos, consideraciones generales. En Goodman y Gilman. Bases farmacológicas de la terapeutica, novena edición, cap,43,: 1095-1121 1997
8. El attar 1988. T.M. A; Lin. M.S. Effects of minocicline on prostaglandin formation in gingival fibroblast. Journal of periodontal Research, 23, 285-286. 1988
9. Elmore M.F & Rogge J.D. Tetracycline induced pancreatitis. Gastroenterology 1981. 81 : 1134-1136.
10. Ericsson C.D, Feldman, and Cleary.Influence of subsalicylate bismuth on absorption of doxicycline. JAMA. 1982. 247 : 2226-2267
11. Dowling H.F. Tetracycline. Medical Encyclopedia. Inc, New York 1955
12. Duggar B.M Aureomycin a product of the continuing search for new antibiotics. Annals of the New York Academy of Science. 51. 177-181. 1948
13. Dzink JL, Socransky SS, Haffajee AD. The predominant cultivable microbiota of active and inactive lesions of destructive periodontal diseases. J Clin Periodontol 1899; 15:316-323
14. Freeman E, Ellen R, Thompson G, Weinberg S, Song M, Lazarus R.H. Gingival crevicular fluid concentration and side effects of Minocycline: a comparison of two regimens. J Periodontol 1992; 63:13-18
15. Gabler G. & Creamer M.R. Suppresión of human neutrophil functions by tetraciclines. Journal of periodontal Research 26, 52-58. 1991
16. Glasser s. the problems of patients with cardiovascular disease undergoing dental treatment. j am dent assoc 1988
17. Golub LM, Sorsa T, Lee HM, et al. Doxycycline inhibits neutrophil (PMN)-type matrix metalloproteinase in human adult periodontitis gingiva. J Clin Periodontol 1995;22:100-109
18. Goodman A: Goodman & Gilman. Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica. Novena Edición. Editorial Mc Graw-Hill-Interamericana. México, 1996, Vol.:1141-1193.
19. Goodson JM, Cugini M.A, Kent RL, Armitage C, Cobb C.M, Fine D, Fritz ME, Green E, Imoberdorf MJ, Killoy WJ, Mendieta C, Niederman R, Offenbacher S, Taggart EJ, Tonetti M Multicenter evaluation of Tetracycline fiber therapy. I Experimental design, methods, and baseline data. J Periodontol Res 1991;26:361-370
20. Gordon JM et al. Tetracicline: Levels achievable in gingival crevice fluid and in vitro effect on subgingival organisms. Part 1. Concentrations in crevicular fluid after repeated doses. J periodontal 1981; 52:609-612
21. Greenwald R. A, Golub L Gruber B. tetracyclines inhibit human synovial collagenases in vivo and in vitro. Journal of periodontology. 14. 28 - 32
22. Greenstein G. Clinical significance of bacterial resistence to Tetracyclines in the treatment of periodontal diseases. J Periodontol 1995;66:925-932
23. Grossi SG, Skrepcinski FB, DeCaro T, Robertson DC, Ho A, Dunford R, Genco R.J. Treatment of periodontal disease in diabetics reduces glycated hemoglobin. J Periodontol 1997; 68: 713-719
24. Haffajee A, Dzink JL, Socransky SS: Effect of modified Widman flap surgery and systemic tetracycline on the subgingival microbiota of periodontal lesions. J Clin Periodontol 1988; 15:255-262
25. Hagiwara S., Takamatsu N. Subgingival distribution of periodontopathic bacteria in adult periodontitis and their susceptibility to minocycline HCL. J.Periodontol., 1998;69:92-99.
26. Hayes C, Antezak-B. A., Burdick E. Quality assessment and meta-analysis of systemic tetracycline use in chronic adult Periodontitis. J Clin Periodontol 1992; 19:164-168
27. . Ingman T. Sorsa T. Suomalainen K. Tetracycline inhibition and the cellular source of collagenase in gingival crevicular fluid in different periodontal diseases. A Review article. Journal of periodontology 56. 443-446,. 1993
28. Jolkovsky D., Ciancio S. Agentes antimicrobianos y otros quimioterapéuticos en el tratamiento del periodonto. En: Carranza F., Newman M., editores. Periodontología Clínica. México: McGraw-Hººill Interamericana, 1997:550-553.
29. Lepper. M.H Aureomycin (Chlortetracycline) Medical Enciclopedia. Inc. New York. 1956
30. Lindhe J, Liljenberg. Treatment of localized juvenile Periodontitis. Results after 5 years. J Clin Periodontology 1984;11:399-410
31. Lindhe J., Lilienberg B., Adielsson B. Effect of long-term tetracycline therapy on human periodontal disease. J of Clinical Periodontology 1983;10: 590-601
32. Listgarten M.A, Lindhe J, Helldén L. Effect of tetracycline and/or scaling in human periodontal disease: clinical, microbiological and histological observations. Journal of clinical Periodontology, 1978;5:246-271
33. Listgarten M.A, Lindhe J, Helldén L. Effect of tetracycline and/or scaling n human periodontal disease: clinical, microbiological and histological observations. Journal of clinical Periodontology, 1978;5:246-271
34. Löe H; Anerud, A; Boysen H y Smith M. The natural history of periodontal disease in man. Study design and baseline data. Journal of Periodontal Research 13. 550 – 562.
35. Mombelli A; Nicopoulou-Karayianni k; Lang N.P. Clinical and microbiological changes associated with an altered subgingival enviroment induced by periodontal pocket reduction. Journal of Clinical peridontology. 1995. 22. 780-787 1990
36. Nord C.E. et al. Impact of different antimicrobial agents on the colonisation resistence in the intestinal tract with special reference to doxycicline. Scand. J Infect. Dis. Suppl. 1988. 53: 50-58.
37. O'Connor, H.N. Newman, M. Wilson Susceptibility and Resistance of Plaque Bacteria to Minocycline . Journal of Periodontology 1990 Apr (228-233):
38. Okuda K., Wolff L., Oliver R., Osborn J., Stoltenberg J., Bereuter J., Anderson L., Foster P., Hardie N., Aeppli D., Hara K. Minocycline slow release formulation on subgingival bacteria. J. Periodontol. 1992;63: 73-79.
39. Page RC, Altman LC, Ebersole JL, et al. Rapidly progressive periodontitis. A distinct clinical condition. J Periodontol 1983; 54:197-209.
40. Pascale D, Gordon J, Lamster I, Mann P, Seiger M, Arndt W. Concentration of doxycycline in human gingival fluid. J Clin Periodontol 986; 13:841-844.
41. Pato M. L. Tetrcycline inhibits propagates of desxyribonucleic acid replication and alters membrane properties. Antimicrobial Agents & Chemotherapy II. 318 – 323. 1977
42. . Rifkin B. Sanavi F. The effects of minocycline and non antibiotic tetraciclyne on parathyroid hormone stimulated bone resorption in vivo. Journal of Bone & mineralised tissue research, in press. 1992.
43. Sande M.A and Scheld, W. M. Combination antibiotic therapy of bacterial endocarditis. Ann. Intern.Med 1980, 92; 390-395
44. Saari H; Soumalainen k; Lindy O; Activation of latent human neutrophil collagenase by reactive oxygen species and serine proteases. Biochemistry, Biophysics Reseach and Communications 171. 979-987 1990.
45. Seymour R.A, Heasman P.A. Tetracyclines in the management of periodontal diseases. A review. J Clin Periodontol 1995;22:22-35
46. Slots J & Rams TE. Antibiotics in periodontal therapy: advantages and disvantages. J Clin Periodontol 1990; 17:479-493
47. Slots J, & Ting Miriam. Systemic antibiotics in the treatment of periodontal disease. Periodontology 2000, vol 28,2002:106-176
48. Tatro DS Drug interaction facts.ed 2, St Louis 1990, JB Lippincontt Co.
49. Umeda M., Tominags Y., He T. Microbial flora in the acute phase of periodontitis and the effect of local administration of minocycline. J. Periodontol.1996; 67:422-427.
50. Vadas P; Greenwald R. A. Pruzanski W. Inhibition of synovial fluid phosphalipase A2 activity by 2 tetracycline derivaties, minocycline and doxycicline. Arthritis and Rheumatism 34. 5160. abstr.1991
51. Vandekerckhave B Van Steenbergh D., Rosling B., Soder P., Landry RG, van der Velden, Timmerman EF, et al. A 15 month evaluation of the effects of repeated subgingival minocycline in chronic adult periodontitis. J.Periodontol.1999; 70:657-667.
52. Vandekerckhave B., Quirynen M., van Steenberghe D. The use of locally-delivered minocycline in the treatment of chronic periodontitis. A review of the literature. J. Clin. Periodontol. 1998; 25: 964-968.
53. . Vernillo AT, Ramamurthy NS, Golub LM, Rifkin BR. The nonantimicrobial properties of tetracycline for the treatment of periodontal disease. Curr Opin Periodontol 1994; 111-118
54. Walker C, Thomas J, Nango S, Lennon J, Wetzel, Powala C. Long term treatment with subantimicrobial dose Doxycycline exert no antibacterial effect on the subgingival microflora associated with adult Periodontitis. J Periodontol 2000;71:1465-1471
55. Walker CB. Antimicrobial agents and chemotherapy. In: Slots J, Taubman M, eds. Contemporary Oral Microbiology and Immunology. St. Louis: Mosby Yearbook; 1992:242-264.
56. Watts T, Palmer R, Floyd P. Metronidazole : a double-blind trial in untreated human perodontal disease. J. Clin Periodontol 1986; 13: 939-943
57. Winkelhoff A J, Rams T, Slots J. Systemic antibiotic therapy in periodontic. Periodontology 2000. 1999;10(19):45-76

CORRESPONDENCIA
Dr. Iván herrera Ustariz.
kra 49 C # 76 - 201.
Teléfono 3563926.
Clínica Oral Plus. Barranquilla - Colombia.
E-mail: iherrerau@hotmail.com


^ arriba  | << atrás
© Copyright 2004/05/06 - Fundación Juan José Carraro - Resolución mínima de 800x600  Hosting & Mantenimiento