Periodoncia , Gingivitis, Dental implants, Periodontitis, Periodontist, Periodontics, Juan Jose Carraro, Bad breath, Bleeding gums, Fundacion carraro, Dr. Adolfo Aragonés, Dental hygiene, Gum surgery
FacebookTwitter Fundación CarraroLinkedinBlog de la Fundación Carraro
Periodoncia , Gingivitis, Dental implants, Periodontitis, Periodontist, Periodontics, Juan Jose Carraro, Bad breath, Bleeding gums, Fundacion carraro, Dr. Adolfo Aragonés, Dental hygiene, Gum surgery
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

DIAGNÓSTICOS DE PATOLOGÍAS MÁS PREVALENTES DE PACIENTES QUE CONCURRIERON AL DEPARTAMENTO DE POST-GRADO DE LA CÁTEDRA DE PERIODONCIA DE LA FACULTAD DE ODONTOLOGÍA. PERÍODO 1999-2005 ODONT.
   

Las enfermedades gingivo-periodontales presentan características que deben tenerse en cuenta en el momento de realizar un estudio epidemiológico. Estas lesiones pueden describirse como reacciones inflamatorias e inmunológicas frente a la placa microbiana de los tejido dentarios, con características muy similares a las de una enfermedad crónica, progresando desde una inflamación de los tejidos gingivales, denominada gingivitis, hasta la pérdida de los tejidos de soporte dentario denominada periodontitis, siendo ésta irreversible mas allá que el agente infeccioso haya sido eliminado. (10)

La reacción inflamatoria es visible microscópica y clínicamente en el periodonto afectado y representa la respuesta del huésped a la microflora de la placa y a sus productos.
Los procesos inflamatorios e inmunes actúan en los tejidos gingivales para protegerlos contra el ataque microbiano y evitan que los microorganismos se extiendan o invadan los tejidos. En este estadio nos encontramos con una Gingivitis.
En algunos casos las reacciones defensivas del huésped pueden ser perjudiciales para él mismo, puesto que los productos de la inflamación pueden dañar los tejidos circundantes y extenderse en profundidad en el tejido conectivo, afectando el hueso alveolar, provocando un proceso destructivo denominado Periodontitis

La enfermedad periodontal ha sido denominada infección bacteriana mixta, para destacar que contribuyen más de una especie al desarrollo de la enfermedad (Mayrand 1985) a diferencia de las demás enfermedades infecciosas clásicas ej. tuberculosis, sífilis, gonorrea en las cuales el huésped lucha con una sola especie de microorganismo, siendo más fácil el diagnóstico y el tratamiento.

Por lo tanto, la Periodontitis se debe a la destrucción de los tejidos de soporte dentarios, que puede estar causada tanto por enzimas virulentas producidas por las bacterias que provocan la inflamación, como de las reacciones inmunitarias a los productos de desechos y los componentes de la membrana externa de los microorganismos Gram negativos.
En estudios epidemiológicos, se ha demostrado que existe una gran prevalencia de Gingivitis que llega aproximadamente a un valor del 100 % de las poblaciones estudiadas.(4).Mientras que para la Periodontitis, la prevalencia hallada en distintos estudios epidemiológicos varia entre el 5 y 40 %, dependiendo de los índices utilizados, países estudiados, y de factores predisponentes del huésped como la edad, factores genéticos, enfermedades sistémicas , tabaco, stress, entre otros. Estos valores se encuentran en relación con los obtenidos por el Estudio Epìdemiológico Nacional de la República Argentina. (2)

Los diferentes cuadros clínicos que pueden presentar las enfermedades gingivo-periodontales, han sido revisados a partir de la nueva clasificación determinada en el año 1999 por la Academia Americana de Periodoncia A.A.P., donde se las agrupa como Enfermedades Gingivales, Periodontitis Crónica, Periodontitis Agresiva y Periodntitis Asociadas a Factores Sistemicos. Annals de clasificacion. (9)

El término “Epidemiología” tiene origen helénico, está compuesto por la preposición “epi”, que significa entre o contra y el sustantivo “demos” que significa pueblo.
La Epidemiología en un principio se dedicaba al estudio y control de las epidemias como decía John Snow (1936) del cólera. (20)
Hoy en día, la Epidemiología es el estudio de la salud y/o enfermedad de una población, comparando individuos y los factores que influyen sobre esa distribución.

El estudio de la distribución en humanos de la enfermedad periodontal y sus factores de riesgo en una escala global ofrecen un único modelo de investigación que puede proveer gran cantidad de datos y generalización de las observaciones del periodonto hechas inicialmente entre una población mas limitada. (5)

Según Frost, la Epidemiología es esencialmente una ciencia inductiva, que no sólo debe estar dedicada a la descripción de la distribución de las enfermedades, sino que también debe ser utilizada para:
1- dilucidar la etiología de una enfermedad específica mediante la combinación de los datos epidemiológicos entre si y con otras disciplinas.
2- evaluar y comparar la coincidencia de los datos epidemiológicos con hipótesis desarrolladas clínica y experimentalmente.
3–sentar la base de datos para el desarrollo y evaluación de procedimientos preventivos y prácticos de salud pública. (6)

En el campo de la Periodoncia la Epidemiología es responsable de:
• otorgar datos sobre la prevalencia de la Enfermedad Periodontal que indiquen a qué poblaciones afecta, con qué frecuencia se produce y la gravedad de la enfermedad.
• permitirnos dilucidar aspectos relacionados con la etiología y los determinantes del desarrollo de la enfermedad conocidos como factores de riesgo. (3)
• en función de la población nos aporta documentación para observar si realizan medidas de prevención y terapéuticas en forma adecuada
La Epidemiología, utiliza índices con el propósito de analizar la incidencia y la prevalencia de las enfermedades periodontales. (3).

Un índice se define como un número en una escala graduada que da información sobre la condición relativa de un individuo para la enfermedad bajo investigación. (19)

En epidemiología, se sabe que los modelos de estudio de las enfermedades sirven para determinar la etiología, distribución y la progresión de la enfermedad estudiada. Por el cual a mediados de los sesenta se aceptó como modelo de estudio epidemiológico de la Enfermedad Periodontal:
1. todas las periodontitis progresan a partir de una gingivitis con la consecuente pérdida ósea y dentaria.
2. hay personas susceptibles a las Periodontitis Agresivas.
3. la severidad de la enfermedad periodontal aumenta con la edad.
4. la Periodontitis es la principal causa de la pérdida dentaria después de los 40 años.
5. se probó que en una muestra de la población existe una íntima relación entre la enfermedad periodontal y sus múltiples factores de riesgo.

Cuando se comparan estudios realizados por diferentes investigadores en donde existen distintas muestras, se obtienen similares conclusiones en la distribución de la Enfermedad Periodontal y su asociación con sus múltiples factores de riesgo.

Es importante destacar que los estudios epidemiológicos basados en una población proveen una validez externa a las observaciones obtenidas a partir de subgrupos de sujetos y permite la generalización de las conclusiones. (5)
El problema surge en los distintos estudios de investigación donde no se han estandarizado los métodos de detección de la enfermedad ni los criterios de medición, por lo que existe una marcada limitación en la interpretación y análisis de los datos de la población con Enfermedad Periodontal.

Los datos disponibles de la población con Enfermedad Periodontal fueron obtenidos a partir de estudios que abarcan un amplio rango de objetivos, diseños y criterios de medición.

A pesar de existir distintos criterios se ha llegado a las mismas conclusiones:
1. se ha podido confirmar a través de los estudios de LÖE la intima relación que entre la Placa Dental y la Gingivitis. (3), (7).
2. se ha observado que el crecimiento de la placa dental y la inflamación de los tejidos gingivales están en intima relación independientemente de la edad, el sexo o la raza.
3. También se ha comprobado, que la Gingivitis precede al desarrollo de la Periodontitis y no se ha encontrado ningún trabajo de investigación que indique que existe Enfermedad Periodontal sin inflamación gingival.
4. epidemiológicamente, queda determinado que en las periodontitis de avance rápido existe una menor relación con la placa dental

El objetivo de este trabajo, es presentar un estudio retrospectivo del diagnóstico de patologías Periodontales más prevalentes en pacientes que concurrieron al Departamento de Post-Grado de Periodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires desde el año 1999 al 2005.

MATERIALES Y MÉTODOS

Se han tomado las historias clínicas de 367 pacientes de entre 18 y 80 años de edad desde el año 1999 hasta el 2005.
Los pacientes evaluados en este estudio fueron derivados para su atención en el post-grado de Peridoncia desde la Guardia, otras Cátedras y por otros profesionales.

Dichas historias clínicas comprendían:
• antecedentes personales: nombre y apellido, edad, sexo
• anamnesis
• historia clínica periodontal: teniendo en cuenta los siguientes índices profundidad al sondaje (PS), nivel de inserción clínica (NIC), sangrado al sondaje (SS), movilidad (M), furcación (FN) y frémito (FT).
• radiografía seriada (RX) consta de 14 peliculas periapicales tomadas con técnica de cono largo para poder realizar el diagnóstico.

Con todos estos datos se obtuvo un diagnóstico.
El diagnóstico se determinó por cada alumno del posgrado de la cátedra de periodoncia.

Se ha considerando la nueva clasificación, (AAP, 1999) (9) para obtener el diagnóstico dado por dicho post-grado de periodoncia.

Criterios de inclusión: se debe tener en cada historia clínica los datos previamente descriptos en su totalidad.
Criterios de exclusión: enfermedades sistémicas: Cáncer, Hepatitis B y C, Chagas, Tuberculosis y HIV. Estos pacientes son derivados a CLAPAR (Clínica de Atención a Paciente de Alto Riesgo) e Historias clínicas incompletas. De esta manera se han excluído 100 pacientes.

RESULTADOS

(fig.1)

En total han sido diagnosticados 365 pacientes a través de la nueva clasificación considerada desde el año 1999 (9)
Se observa en el diagrama que el diagnóstico de patologías más prevalecientes de pacientes que concurrieron al Departamento de Post-Grado de la Cátedra de Periodoncia de la Facultad de Odontología. Período 1999-2005 es la Periodontitis Crónica Grave.

De esta manera queda establecido que las patologías que se analizaron fueron:
• Periodontitis Crónicas Graves 50%
• Periodontitis Crónicas Moderadas 22%
• Periodontitis Crónicas Leves 16%
• Periodontitis Agresiva 7%
• Gingivitis 5%

Las periodontitis Agresivas se corresponden con la evolución de la enfermedad periodontal en donde se sabe por varios estudios que sólo afecta entre un 4 a 10% de la población. En estos resultados se obtuvo un 7%.
Se obtiene como resultado sólo un 5% de pacientes que concurrieron con gingivitis. En este caso no se corresponde con la evolución de la enfermedad dado que ya se sabe que por distintos estudios epidemiológicos (8) que llega a afectar casi al 99% de la población. Estos resultados se deben a que en el posgrado no se atienden patologías de baja complejidad. Este 5% se debe a que son pacientes derivados por otras cátedras para realizarles procedimientos quirúrgicos como ser; alargue de corona clínica (derivados por la Cátedra de Prótesis) y cubrimiento de recesiones. (derivados por el Posgrado de Ortodoncia)

(fig.2)

En la distribución por edad se expone con claridad que las Periodontitis Agresivas quedan comprendidas en los menores de los 40 años. No se encuentra por definición pacientes mayores con patologías agresivas, dado que el diagnóstico se hace sobre la base de la patología actual y no sobre el desarrollo de la enfermedad, ya que los pacientes mayores de 40 años que presentan Periodontitis Graves podrían haber presentado en su historia de enfermedad previamente una Periodontitis agresiva no diagnosticada, o mal diagnosticada.

(fig.3)

Teniendo en cuenta que en el posgrado no se incluye las patologías de baja complejidad aqui consideramos que las
• Periodontitis Crónicas Graves 54%
• Periodontitis Crónicas Moderadas 23%
• Periodontitis Crónicas Leves 16%
• Periodontitis Agresiva 7%

(fig.4)

Como se observa hay más mujeres que se atendieron por problemas periodontales que los hombres.
MUJERES 233 PACIENTES 64%
HOMBRES 132 PACIENTES 36%

DISCUSIÓN

Hay que tener en cuenta que las diferencias metodológicas han dificultado la comparación de los diversos estudios revisados.
En este caso, presentamos un estudio epidemiológico de tipo retrospectivo- descriptivo, donde se muestra el trabajo realizado en el Posgrado de Periodoncia durante el período de 1999-2005.
Como se ha visto en los últimos estudios epidemiológicos, la prevalencia de la enfermedad periodontal en personas adultas ha sido determinada por medio de la combinación de los exámenes clínicos de los tejidos periodontales y las mediciones radiológicas de las pérdidas del hueso alveolar

A pesar de que es muy difícil comparar los estudios epidemiológicos debido a que no en todos se consideran los mismos elementos de inclusión, este trabajo llega en varios conceptos a las mismas conclusiones, sin dejar de remarcar que aquí se ha han tratado el 54 % pacientes con enfermedades Graves debido a las características de este Posgrado. (fig.3)

Hemos observado, que la enfermedad periodontal crónica del adulto comienza a manifestarse a partir de los 40 años donde aumenta considerablemente con la edad y parece alcanzar su pico máximo a la edad de los 50 a 60 años. El aumento de pérdida dentaria que ocurre a partir de esta edad parece declinar en la prevalencia de la enfermedad periodontal en concordancia con lo expuesto por Papapanou, (Annals, 1996) (fig.2)

Se ha comprendido que en la actualidad es difícil determinar si la enfermedad periodontal en personas mayores de 60 años ha disminuido por la pérdida de las piezas dentarias que aun se incluyen dicho pacientes en los estudios actuales o porque realmente se han realizado estudios donde se determina que ha disminuido la progresión de la enfermedad periodontal. Un estudio realizado en Nueva Zelanda revela que incluso cuando el nivel de retención dentaria en países desarrollados ha mejorando en los últimos años existen dificultades para medir la progresión de la enfermedad periodontal con la edad ya que la pérdida dentaria puede deberse a caries, actitud negativa para la retención de las piezas dentarias y que en caso de enfermedad periodontal hay que realizar la extracción y en que caso de salud dental se debía mantener (13).

Se tiene también en cuenta en varios estudios que la enfermedad Periodontal Grave disminuye con la edad en forma considerable. (fig.2) Esto puede deberse al edentulismo que se presenta a mayores edades, principalmente de los sectores posteriores.(17 )

Es difícil determinar si en personas mayores de 60 años se presenta realmente una involución en la enfermedad periodontal, debido a que estos pacientes se encuentran dentro una franja en donde se creía en la teoría focal que se disparó a mediados del siglo XIX que diagnosticaba a la enfermedad periodontal como piorrea con la consecuente pérdida total de las piezas dentarias. (11) (12).

Es difícil determinar si en personas mayores de 60 años, en quienes se evaluaron los dientes presentes, hay realmente una involución en la enfermedad periodontal ya que no se tiene información suficiente sobre si las piezas ausentes han sido extraídas debido a enfermedad periodontal o a otras patologías como caries, fracturas etc.
De esta manera se ha comprobado que a mayor edad, mayor complejidad del tratamiento requerido, es decir que la enfermedad periodontal se agrava con la edad. (Skalevic y Kovac 1989, Miyazaki 1989)
Como se observa en los trabajos de Bjorn 1974, Hugoson y Koch (21), Hugoson y Jordan (15), Loe (22), Baelum (23), los resultados de estos estudios indican que la prevalencia y severidad de la enfermedad periodontal aumentaron con la edad, pero como en este trabajo y en el estudio de Hugoson y Jordan 1982 (15) la frecuencia de la distribución de la forma grave de la enfermedad periodontal (Periodontitis Grave) en individuos de entre 20 y 70 años no se da antes de los 40 años y en el grupo de los 50 años y más nos lleva a la hipótesis que la periodontitis grave va disminuyendo con la edad debido a la alta frecuencia de edentulismo y el gran número de pérdida de dientes principalmente los molares. Estos datos fueron confirmados por los estudios realizados por Douglas (26), Baelum (23) (24), Papapanou (25) (1) (18).

Sexo: Determinado como "femenino" ó "masculino".
Como se ha observado, son más las mujeres que se atendieron por problemas periodontales que los hombres, esto concuerda con el Estudio Epidemiológico Nacional.
A diferencia de los datos epidemiológicos presentados en otros estudios (Periodontology 2000), las personas mas afectadas por Periodontitis grave son hombres. Se estima que se atienden más mujeres que hombres debido a los cánones influyentes de la estética y su actitud de aceptación con respecto a los tratamientos. (16)

El diagnóstico se determinó por cada alumno del posgrado teniendo en cuenta las siguientes índices: PS, NI, SS, movilidad, frémito, furcación y la radiografía seriada. Estos son los índices que se toman en todos los estudios epidemiológicos desde después de fines del siglo XIX.

Profundad al sondaje (PS): se define como la distancia desde el margen gingival hasta el extremo de una sonda periodontal insertada en la bolsa.

Nivel de inserción clínica (NIC): se define como la distancia desde el límite amelocementario (CEJ) al extremo de la sonda insertada en la bolsa.

Uno de los primeros índices que dio información indirecta sobre la pérdida de sostén del tejido periodontal fue el Índice Periodontal (PI) Russell 1960 (27) que fue utilizado hasta la década de 1980. También se ha utilizado el Índice de Enfermedad Periodontal (PDI) establecido por Ramfjord 1959 (28) mide la pérdida de inserción en vez de la profundidad al sondaje.

Anteriormente se observaba que en los estudios epidemiológicos la PS y el NIC se daban en forma separada, pero, en los estudios epidemiológicos contemporáneos, la pérdida de sostén del tejido periodontal se evalúa midiendo la Profundad al sondaje y el Nivel de inserción en forma conjunta.

Sangrado al sondaje: La presencia de inflamación a nivel del margen gingival suele ser registrada por medio de sondeos, teniendo en cuenta el Indice Gingival. De acuerdo con este índice se clasifica con el valor 0 (cero), la ausencia total de signos visuales de inflamación por lo tanto no se observa ningún punto de sangrado, y con el valor 1 (uno) existe un ligero cambio de color y textura de la encía por el cual se observa algún punto de sangrado. (29). Muhlemann y Son; índice de sangrado del surco gingival sangra dentro de los 15 segundos.

Movilidad: en las periodontitis crónicas se puede presentar una pérdida continua de los tejidos de soporte con el consecuente incremento de la movilidad dentaria
• Grado I: movilidad de la corona dentaria 0,2-1 mm en dirección horizontal.
• Grado II: movilidad de la corona dentaria excediendo 1 mm en dirección horizontal. .
• Grado III: movilidad de la corona dentaria en dirección horizontal y vertical.(3)

Frémito: es el movimiento del diente o de los dientes sujetos a una fuerza oclusal funcional, donde puede ser valorada por la palpación por vestibular del diente severamente afectado golpeándolo suavemente hacia arriba y abajo.

Furcación: Se tiene en cuenta la cantidad de tejido de soporte destruido en el área interradicular. Se siguió la clasificación de Hamp y col. 1975.
• Grado I: pérdida ósea horizontal que no excede 1/3 del ancho Buco-lingual del diente.
• Grado II: pérdida ósea horizontal que excede 1/3 del ancho Buco-lingual del diente.
• Grado III: destrucción ósea horizontal que va en forma completa de bucal a lingual.
Se toman en molares superiores e inferiores

El método radiológico hace posible controlar la capacidad de reproducción del diagnóstico y su interpretación con el paso del tiempo.
Es sabido que las técnicas radiográficas subestiman el nivel óseo alveolar a nivel interproximal, así el método radiológico no es una herramienta de diagnóstico sensible para la pérdida ósea pero si es relativamente específica, por lo tanto, se incorporan a los demás índices para realizar un diagnóstico de certeza. (16)

Se han realizado los índices en boca completa (28 piezas dentarias) con excepción de los terceros molares (39) sabiendo que los registros parciales subestiman la prevalencia de las bolsas moderadas y profundas (17) (30) (31) (32) (3) y sabiendo que tiene mayor certeza que el exámen parcial Millar 1990, (30) (31) (32) (3) (33). Pero el examen de los 6 sitios en todos los dientes, posiblemente alcanzando 168 sitios por boca (excluyendo los terceros molares), en encuestas comunitarias, es raro tener todos estos datos debido a las restricciones de logística y costos elevados Kingman y Albandar Periodontology 2000). Los protocolos de registro parcial como el de Ramfjord se tomaba en cuenta únicamente las piezas 16, 11, 24, 36, 31 y 44 y con otras variantes cuando las piezas estaban ausentes. También se han tomado el Índice de las Necesidades Terapéuticas Periodontales de la Comunidad (OMS 1979) (34). Este índice actualmente es denominado Índice Periodontal Comunitario OMS 1997. Estos índices parciales no se han utilizado para poder tener un diagnóstico de la enfermedad periodontal de mayor certeza.
Las personas que con más frecuencia concurren a la atención odontológica son mujeres (14) (16)

CONCLUSIONES

• En todos los trabajos se concluye que las periodontitis agresivas sólo afectan entre un 7 un 15% de la población.
• La gingivitis precede a la periodontitis.
• Los especialistas son los que están capacitados para diagnosticar, tratar y pronosticar las periodontitis crónicas graves y moderadas y las periodontitis agresivas.
• Aunque la periodontitis se relaciona con la edad en encuestas transversales, no es un consecuencia natural del envejecimiento.(14)
• Epidemiológicamente a partir de los estudios de Hugoson y Jordan (15), Löe (22), Baelum 1986, (23), Papapanou (25), Yoneyama (35) (36) Brown (37) (38) la periodontitis grave generalizada en población adulta es inusual dándose entre el 4% y 10% de la población y no antes de los 40 años. (16), esto nos indica que en el centro de Especialización de Periodoncia donde actúan especialistas funciona correctamente para solucionar las patologías de alta complejidad dado que las patologías más diagnosticadas y tratadas fueron las periodontitis crónicas graves. También hay que tener en cuenta que los datos fueron obtenidos a partir de historias clínicas del posgrado por lo tanto estadísticamente no coincide con los trabajos epidemiológicos.

BIBLIOGRAFÍA

(1) Hugoson A J Clin Periodontol 1992; 19: 227-232.
(2)Estudio Epidemiológico Nacional
Diagnóstico de la Necesidad de Tratamiento Periodontal en Adultos de la República Argentina.
(3) Libro Lindhe
Papapanou Panos y Lindhe Jan: Epidemiología de la Enfermedad Periodontal Capítulo 2.
(4) Löe H. The Gingival Index, the Plaque Index and the Retention Index systems. J Perionontol 1967:38:610-619.
(5) Albandar J y Rams T Periodontology 2000, vol 29, 2002, 7-10
(6) Papapanou P. Ann Periodontol 1996; 1: 1-36 Periodontal Diseases: Epidemiology
(7) Löe H, Anerud A, Boysen H. The natural history of periodontal diseases in man: prevalence, severity and extend gingival recession. J Periodontol 1992: 63: 489-495
(8) Löe H, Anerud A, Boysen H. The natural history of periodontal diseases in man. Rapid, moderate and no loss attachment in Sir Lankan laborers 14 to 46 years. J Clin Periodontol 1986; 13: 431-440
(9) Annals of Periodontology 1999; 4 : 1 December 1999
(10) Beck J D, Loe H Periodontology 2000, 2 ; 1993, 34-45
(11) Hunter W. The role of sepsis and of antisepsis in medicine. Lancet 1911: Jan 14: 79-86.
(12) Weinntraub JA, Burt BA. Tooth loss in the United States. J Dent Educ 1985: 49: 368-376.
(13) Brown RH, Edwards JL, Spears GFS. Periodontal and tooth treatment needs in dentate elderly people in Dunedin. NZ Dent J 1987: 83: 42-45.
(14)Burt BA Periodontology 2000, 2:1993: 26-33.
(15) Hugoson A, Jordan T. Frequency distribution of individuals aged 20-70 years according to severity of periodontal disease Community Dental Oral Epidemiology. 1982: 10: 187-192.
(16) Saloen LWE, Frithiof L, Wouter FR and Helldén LB: Marginal alveolar bone height in an adult Swedish population. A radiographic cross-sectional epidemiologic study. J Clin Periodontol 1991; 18: 223-232.
(17) Brown LJ, Oliver RC, Loe H Evaluating periodontal status of US employed adults . Jada 1990; 121: 226-232.
(18) Jenkins WMM, Kinane. The high risk group in periodontitis. British Dental Journal 1989; 167: 168-171.
(19) Beck JD, Löe H. Epidemiological principles in studying periodontal diseases. Periodontology 2000 1993; 2: 34-45.
(20)Green JC. Principios generales de epidemiología y métodos para medir prevalencia y gravedad de la enfermedad periodontal Libro Genco: Epidemiologia de la enfermedad periodontal Sección C: Capítulo 6: 99-107.
(21) Hugoson A, Koch G. Oral health in 1000 individuals aged 3--70 years in the community of Jönköping, Sweden. A review. Swed Dent J. 1979;3(3):69-87
(22)Loe H, Morrison E. Periodontal health and disease in young people: screening for priority care. Dent J. 1986 Sep;36(3):162-7. Review.
(23) Baelum V, Fejerskov O, Manji F. Periodontal diseases in adult Kenyans. J Clin Periodontol. 1988 Aug;15(7):445-52.
(24) Baelum V. Pattern of periodontal breakdown in adult Tanzanians.
Scand J Dent Res. 1987 Jun;95(3):221-8. PMID: 3474764 [PubMed - MEDLINE].
(25) Papapanou PM, Wennstrom JL, Grondahl K, Periodontal status in relation to age and tooth type. A cross-sectional radiographic study. J Clin. Priodontol 1988; 15: 469-478.
(26) Douglass CW, Gillings D, Sollecito W, Gammon M. National trends in the prevalence and severity of the periodontal disease. J Am Dent Assoc 1983: 107: 403-412.
(27) Russell AL, Some Epidemiological Characteristics of Periodontal Disease in a Series of Urban Populations. J of Periodontolog 1960; 286-293.
(28) Ramfjord S. Indices for prevalences and incidence of periodontal disease. J periodontal. 1959. 30; 51.
(29) Löe H. The Gingival Index, the plaque index and the retention index systems. J Periodontol 1967: 38: 610-616.
(30) Baelum V, Fejerskov O, Manji F, Wanzala P. Influence of CPITN partial recordings on estimates of prevalence and severity of various periodontal conditions in adults.Community Dent Oral Epidemiol. 1993 Dec; 21(6):354-9. PMID: 8306612 [PubMed - MEDLINE]
(31) Baelum V, Manji F, Fejerskov O, Wanzala P. Validity of CPITN's assumptions of hierarchical occurrence of periodontal conditions in a Kenyan population aged 15-65 years. Community Dent Oral Epidemiol. 1993 Dec; 21(6):347-53. PMID: 8306611 [PubMed - MEDLINE]
(32) Baelum V, Wen-Min L, Dahlen G, Fejerskov O, Xia C. Six-year progression of destructive periodontal disease in 2 subgroups of elderly Chinese. J Periodontol. 1993 Sep;64 (9):891-9. Review.
(33) Gasparini DO, Determinación de las necesidades terapéuticas periodontales en la comunidad de Corrientes, República Argentina. Revista de la Asociación Odontlógica Argentina 1998: 86: 349-354.
(34) Ainamo J, Barmes DE, Beagrie G, Cutress T, Martin J, Sardo-Infirri J. Development of the World Health Organithation (WHO) Community Periodontal Index of Treatment Needs (CPITN). Int Dent J 1982: 32: 281-291.
(35) Yoneyama T, Okamoto H, Lindhe J, Socransky SS, Haffajee AD. Probing depth, attachment loss and gingival recession. Findings from a clinical examination in Ushiku, Japan.J Clin Periodontol. 1988 Oct; 15(9):581-91.
(36) Okamoto H, Yoneyama T, Lindhe J, Haffajee A, Socransky S. Methods of evaluating periodontal disease data in epidemiological research. J Clin Periodontol. 1988 Aug;15(7):430-9.
(37) Oliver RC, Brown LJ, Loe H. An estimate of periodontal treatment needs in the U.S. based on epidemiologic data. J Periodontol. 1989 Jul; 60 (7):371-80.
(38) Brown LJ, Oliver RC, Loe H. Periodontal diseases in the U.S. in 1981: prevalence, severity, extent, and role in tooth mortality. J Periodontol. 1989 Jul; 60 (7):363-70.
(39) Gregory MH. The prevalence of periodontitis in a military treatment population. JADA 1990;121: 616-622.


^ arriba  | << atrás
© Copyright 2004/05/06 - Fundación Juan José Carraro - Resolución mínima de 800x600  Hosting & Mantenimiento