Periodoncia , Gingivitis, Dental implants, Periodontitis, Periodontist, Periodontics, Juan Jose Carraro, Bad breath, Bleeding gums, Fundacion carraro, Dr. Adolfo Aragonés, Dental hygiene, Gum surgery
FacebookTwitter Fundación CarraroLinkedinBlog de la Fundación Carraro
Periodoncia , Gingivitis, Dental implants, Periodontitis, Periodontist, Periodontics, Juan Jose Carraro, Bad breath, Bleeding gums, Fundacion carraro, Dr. Adolfo Aragonés, Dental hygiene, Gum surgery
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

EFECTIVIDAD DEL PULIDO CORONAL COMO COADYUVANTE EN LA TERAPIA DE MANTENIMIENTO PERIODONTAL
   

JACINTO JOSE ALVARADO CORDERO**
JUAN CAMILO VELEZ RESTREPO***
MAURICIO GOMEZ GUZMAN****
ANDRES FELIPE VIEIRA RAMIREZ****

*Articulo correspondiente al trabajo de grado para optar por el título de especialista en Periodoncia
**Odontólogo Universidad Estatal de Cuenca-Ecuador. Periodoncista Pontificia Universidad Javeriana Bogotá D.C., Colombia.
***Odontólogo Pontificia Universidad Javeriana. Periodoncista Pontificia Universidad Javeriana Bogotá D.C., Colombia.
****Odontólogo, Pontificia Universidad Javeriana. Periodoncista Pontificia Universidad Javeriana Profesor Pre y Posgrado de Periodoncia de la Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá D.C., Colombia.

RESUMEN
OBJETIVO
El objetivo del artículo fue determinar la eficacia del pulido coronal como coadyuvante en la terapia de mantenimiento periodontal para el control y disminución de los signos clínicos de la enfermedad periodontal.
MATERIALES Y METODOS
Se llevó a cabo un experimento clínico controlado aleatorizado. Fueron seleccionados 31 pacientes de la Facultad de Odontología de la Universidad Javeriana con diagnóstico previo de periodontitis crónica y que estuvieran en fase de mantenimiento periodontal, con un mínimo de 20 dientes en boca, no fumadores o fumadores de menos de 5 cigarrillos/día y sin compromiso sistémico, sin aparatología ortodóntica y sin antibioticoterapia previa (6 meses). Fueron recolectados por un operador los datos necesarios para los índices utilizados en el estudio (Índice de placa bacteriana de O´leary, Índice de Hemorragia gingival de Lenox y Kopczyk, Índice de Extensión y Severidad periodontal). Realizados los procedimientos de soporte dentro de la terapia periodontal de mantenimiento, un segundo operador ciego seleccionó aleatoriamente un lado de la boca en donde se aplicó el objeto de estudio (pulido coronal) y en el otro lado no fue llevado a cabo este procedimiento. El primer examinador, recolectó un mes después de aplicada la prueba los datos para los índices seleccionados. Se utilizó estadística descriptiva a nivel de cálculo de frecuencias, medidas de posición o de tendencia central y medidas de variabilidad o de dispersión. La posible asociación entre las variables se estableció utilizando estadísticas no – paramétricas a nivel de la prueba T de Wilcoxon.
RESULTADOS
no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre ninguno de los signos clínicos de enfermedad periodontal analizados en el estudio (índice de placa bacteriana, sangrado al sondaje y el índice de extensión y severidad) entre el grupo control y experimental.
CONCLUSION
El pulido coronal utilizado como coadyuvante en la terapia de mantenimiento periodontal no adiciona resultados benéficos en cuanto a la disminución del acúmulo de placa bacteriana, disminución del sangrado al sondaje, y no adiciona resultados benéficos en la disminución de la extensión y severidad de la enfermedad periodontal a corto plazo.
PALABRAS CLAVE
Pulido coronal, profilaxis, enfermedad periodontal, mantenimiento periodontal, higiene oral.

 

ABSTRACT
OBJECTIVE
The main objective of this article was to determine the efficiency of the crown polishing as a contributor to the maintenance periodontal support therapy for the control and reduction of the clinical sings of the periodontal disease.
MATERIALS AND METHODS
It was carried out a controlled clinical experiment at random. There were selected 31 patients of the Odontology Faculty of the Universidad Javeriana with previous diagnosis of chronic periodontitis and that were under the periodontal maintenance phase, with a minimum of 20 teeth in their mouths, non smokers and smokers of less than 5 cigarrettes a day, without systemic compromise and without orthodontic devices and without previous antibiotic therapy (6 months).  A data operator collected the necessary information for the indexes used for the study (index with bacteria plaque of O’leary, index of gingival bleeding of Lenox and Kopczyk, Index of Extension and Severe Periodontal).  Once support procedures were issued within the periodontal maintenance therapy, a second blind operator at random selected one side of the mouth to which applied the objective of the study (crown polishing) and to the other side none procedure was applied.  The first operator, collected one month after the test was applied, the data corresponding to the selected indexes.  Descriptive statistics were used at frequency calculations level, positional measures or of central tendency as well as variability or dispersion measures.  The possible association between the variables was established using statistics not parametrical patterns at level of test T of Wilcoxon.
RESULTS
There were not found any significant statistical difference between any of the clinical signs of the periodontal disease analyzed under this study (index of bacteria plaque, bleeding when drilling and the index of extension and severity), between the control and experimental groups
CONCLUSIONS
The crown polishing used as contributory in the periodontal maintenance therapy does not grant additional benefic results regarding to the decrease in the bacteria plaque accumulation nor decrease in the bleeding when drilling neither increase benefic results in the decease of the extension and severity of the periodontal diseases within short term periods.
KEY WORDS
Crown polishing, prophylaxis, periodontal disease, periodontal support therapy, oral hygiene.

INTRODUCCIÓN

El uso del Pulido Coronal en el tratamiento de la enfermedad periodontal y en la fase de mantenimiento del tratamiento periodontal, ha sido una técnica muy difundida e incluida dentro de los protocolos de tratamiento a nivel de facultades, clínicas y profesionales de la salud oral y de alguna u otra forma su uso es indiscriminado, sin embargo este procedimiento no ha aportado resultados o pruebas concluyentes acerca de su efectividad en la prevención o control oportuno de la enfermedad gingival y periodontal, lo que podría resultar en pérdidas de tiempo y gastos económicos considerables tanto para el paciente como para el Odontólogo en su práctica privada, como de igual manera se convierte en un tema que podría generar interés en el área de la salud pública debido a las millonarias sumas destinadas a este tipo de procedimientos por los gobiernos a sus sistemas de salud pública.

La gingivitis y la periodontitis, son enfermedades infecciosas que tras una serie de eventos terminan con la destrucción crónica de los tejidos  que rodean y le brindan soporte a los dientes (ligamento periodontal, hueso alveolar, cemento radicular, y la encía). La patogenia de la enfermedad periodontal origina la destrucción de los tejidos de soporte del diente y es consecuencia de las acciones frustradas e ineficaces de los sistemas de defensa del huésped en respuesta a la acumulación de placa microbiana (biofilm). (1) Por lo anterior, es necesario controlar el factor etiológico primario de enfermedad periodontal por medio de la terapia básica periodontal, la misma que se enfoca hacia el tratamiento de los tejidos periodontales  y el control de biofilm. Dado que la enfermedad periodontal es una infección inducida por la placa y la gran mayoría de los pacientes no tienen una gran habilidad para conseguir su eliminación mecánica, la limpieza profesional esta indicada en casi toda la población para mantener la estabilidad del periodonto a largo plazo. (2)

Muchos estudios han demostrado la importancia clínica de la remoción de la placa supragingival (Axelsson y Lindhe, Suomi, Söderholm, Axelsson).3 4 5 6 En contraste, Listgarten y Col.  luego de tres años de estudio, concluyeron que para una mayoría de pacientes con gingivitis, sin periodontitis, las profilaxis frecuentes no son necesarias para prevenir la enfermedad periodontal destructiva  y que ninguna de las pautas de profilaxis era efectiva para eliminar la gingivitis.7
Así mismo, Cristensen citado por Gómez y Col. describe dentro de los efectos negativos la remoción de la estructura dentaria, formación de estrías y concavidades por el uso de elementos abrasivos, aspereza sobre la superficie de materiales de restauración las cuales podrían estar relacionadas con acúmulo de placa bacteriana, actuando como factor predisponerte, así como también reducción del efecto de la aplicación de flúor tópico.(8)

En el año 1996 Gómez y Col. concluyen que una sesión única de profilaxis dental utilizada como procedimiento incluido dentro de la fase higiénica periodontal no adiciona resultados benéficos en cuanto a la disminución en el acúmulo  de placa bacteriana. En un revisión bibliográfica realizada por Beirne y Col. (2004) acerca de los artículos relacionados con la rutina de el pulido coronal y el detartraje y su efecto en la salud periodontal, se concluyó que la evidencia publicada es insuficiente en cuanto a calidad y cantidad para obtener información adecuada para hacer un recuento de los efectos benéficos de la rutina del detartraje y del pulido coronal para la salud periodontal y sobre la frecuencia con que dichos procedimientos deben ser realizados a las diferentes poblaciones de pacientes. También recomienda la necesidad de enfocar estudios que consideren que signos clínicos y en que forma pueden tener una significancia adecuada. (9)

Para responder a este problema de investigación se llevó a cabo un experimento clínico controlado, ya que buscaba determinar las diferencias en los datos obtenidos, según el objeto de estudio fuera aplicado o no en grupos diferentes (expuesto y no expuesto).(10)

MATERIALES Y METODOS

Para responder al problema de la investigación se llevó a cabo un experimento clínico controlado, en un estudio prospectivo a boca dividida. Para el estudio fueron seleccionados 31 pacientes entre 25-75 años de edad de la Facultad de Odontología de la Pontificia Universidad Javeriana, con diagnóstico de periodontitis crónica y que se encontraran en fase de mantenimiento del tratamiento periodontal. Dentro de los criterios de inclusión se seleccionaron pacientes que por lado de la boca (cuadrantes I-IV y II-III) presentaran un mínimo de 10 dientes, que no fueran fumadores o que fumaran menos de 5 cigarrillos/día y que hubiesen firmado el consentimiento informado para participar en el estudio. Dentro de los criterios de exclusión se tuvieron pacientes que hubiesen recibido tratamiento con antibióticos en los 6 meses anteriores al estudio, pacientes con  compromiso sistémico y pacientes con aparatología ortodóntica.

Los pacientes que  hubieran culminado las fases higiénica y correctiva del tratamiento periodontal, fueron incluidos dentro del plan de mantenimiento periodontal, control que se llevó a cabo tres (3) meses después de terminado el tratamiento y con intervalos de 3-6meses. Estos  fueron citados para el desarrollo de la historia de mantenimiento periodontal, en ese momento se procedió a recolectar por un primer operador (previa calibración) la información requerida para los índices de medición incluidos en el estudio: Índice de placa bacteriana de O´leary11, Índice de Hemorragia gingival de Lenox y Kopczyk12, Índice de Extensión y Severidad periodontal13. Obtenidos por los siguientes exámenes clínicos (sondaje que se llevó a cabo con sondas periodontales milimetradas de Williams Hu-friedy®).
Los procedimientos en el mantenimiento se llevaron a cabo de acuerdo a las necesidades de cada paciente incluyendo la actualización de la historia clínica, revisión radiográfica (si era requerida), examen extraoral e intraoral, control de placa bacteriana, remoción de flora microbiana de surco gingival y bolsas periodontales, raspaje y alisado radicular en caso de la presencia de bolsas periodontales activas. A cada paciente se le realizó motivación e instrucción en higiene oral.(14)

Un segundo operador, una vez terminados los procedimientos necesarios en el mantenimiento periodontal diferentes al pulido coronal, procedió a seleccionar aleatoriamente un lado de la boca del paciente en el que se llevó cabo este procedimiento sin conocimiento del encargado de realizar los exámenes clínicos, a la otra mitad de la boca del paciente no se le practicó este procedimiento (boca dividida).  La aleatorización del lado experimental se realizó por medio de sobres.  Los datos del paciente y el lado de la boca en que se llevó a cabo el pulido coronal, fueron consignados en una planilla de recolección de información.

El Pulido Coronal se efectuó con las siguientes características, instrumentos y materiales: Pieza de mano de baja velocidad (2700rpm), copa profiláctica de caucho, pasta profiláctica (Nu-pro®), y fue realizado en todos las superficies de la arcada que seleccionadas aleatoriamente.

Una vez terminada la sesión y los procedimientos de mantenimiento periodontal, los pacientes fueron citados nuevamente luego de treinta (30) días, para efectuar las mediciones clínicas asociadas a los índices elegidos para el estudio por parte del examinador ciego.

La presentación de los resultados de cada una de las variables se hizo utilizando estadísticas descriptivas a nivel de cálculo de frecuencias (absolutas y relativas), medidas de posición o de tendencia central (moda, mediana y media aritmética) y medidas de variabilidad o de dispersión (amplitud de variación, varianza y desviación típica o estándar). La posible asociación entre las variables se estableció utilizando estadísticas no – paramétricas a nivel de la prueba T de Wilcoxon.


RESULTADOS

El tamaño de la muestra fue de 31  pacientes, de los cuales eran 19 mujeres y 12 hombres entre los 25 y 75 años de edad. Un paciente fue excluido del estudio debido a que se coloco tratamiento ortodóntico. Para el grupo experimental seleccionado aleatoriamente, fueron analizados un total de 2160 superficies (promedio: 72 rango: 60-84) correspondientes 360 dientes (12 dientes promedio por paciente); para el grupo control un total de 2168 superficies (promedio: 72.8 rango: 60-90) correspondientes a 364 dientes (12.3 dientes promedio por paciente).

En el grupo control la extensión inicial fue de 73,12% (+/-30,78), y disminuyó a los 30 días al 68% (+/-29,19); la severidad inicial fue de 2,20mm (+/-0,87) y a los 30 días disminuyó a 2,04mm (+/-0,91); el porcentaje de placa bacteriana inicial fue de 37,50%  (+/-17,11) y a los 30 días disminuyó a 28%(+/-9,31); y el índice de sangrado inicial fue de 14,55%(+/-24,34) y a los 30 días disminuyó a 4,75%(+/-8,23). En el grupo experimental la extensión inicial fue de 83,67%(+/-29,22) y disminuyó a los 30 días al 81%(+/-28,18); la severidad fue de 2,09mm  (+/-0,93) y a los 30 días fue de 2,02mm(+/-1,06); el porcentaje de placa bacteriana fue de 39%(+/-17,03) disminuyendo a los 30 días a 28%(+/-9,88); y el índice de sangrado fue de 13,5%(+/-25,17) disminuyendo a los 30 días a 3,95%(+/-6,76).


TABLA 1.  Estadística descriptiva. Media y Desviación estándar de las mediciones iniciales y finales de los índices para los grupos control y experimental.


En el caso del grupo experimental, en los datos obtenidos antes y 30 días después de haber realizado la terapia de mantenimiento periodontal, no se observaron cambios estadísticamente significativos en la extensión y severidad  (E: p= 0.71, S: p=0.09). Los datos obtenidos del índice de placa bacteriana se obtuvieron resultados estadísticamente significativos en las dos mediciones (p=0.00).


TABLA 2. Valor Z para la prueba T de Wilcoxon para el Grupo experimental

Para el grupo control existe una diferencia estadísticamente significativa en las mediciones de la severidad (p= 0.01)  y de los porcentajes de placa bacteriana (p= 0.00) en el examen inicial de la prueba y el examen realizado a los 30 días de haber llevado a cabo la terapia necesaria en la fase de mantenimiento periodontal. En la comparación de los datos obtenidos en la medición de la extensión no se observaron diferencias estadísticamente significativas (p= 0.88).

TABLA 3. Valor Z para la prueba T  de Wilcoxon para el Grupo control

Después del análisis de las pruebas no–paramétricas al hacer una comparación entre los grupos control y experimental, no se observaron  diferencias significativas entre ambos grupos de estudio. El valor de significancia estadística elegido fue de (p <0.05).

               
 TABLA 4. Estadísticas de contraste. Comparación de los valores obtenidos en cada índice al inicio y final de la prueba entre el grupo control y experimental.

Después del análisis de las pruebas no–paramétricas al hacer una comparación entre los grupos control y experimental, no se observaron  diferencias significativas entre ambos grupos de estudio. El valor de significancia estadística elegido fue de (p <0.05).

DISCUSIÓN

En este estudio se analizó  la eficacia del Pulido Coronal dentro del plan de tratamiento periodontal de mantenimiento en el control y disminución de los signos clínicos de la enfermedad periodontal y en el control de la placa bacteriana.

En cuanto al control y la disminución de los signos clínicos de la inflamación gingival y periodontal y el efecto sobre los niveles de placa bacteriana sobre la superficie dental, hay pocos estudios que comparen el efecto del pulido coronal sobre la disminución de estos signos, este procedimiento ha sido incluido de manera generalizada dentro de los protocolos de los estudios como parte de los procedimientos de soporte dentro de la fase de mantenimiento periodontal.

Hellström y Col (1996), habla que la limpieza supragingival profesional de los dientes repetida frecuentemente en combinación con el control individual de placa tiene un efecto significativo sobre la microbiota subgingival en las bolsas periodontales entre moderadas y profundas.15 Tezal y Col. (2006), sugieren que el comportamiento de ciertos microorganismos subgingivales puede estar influenciado por los niveles de placa supragingival: con el aumento de niveles de placa, la prevalencia de microorganismos específicos, es también incrementada, aunque en el estudio solo tiene significancia estadística la presencia de Porhyromonas gingivalis16. Ximenez-Fyvie (2000) y Casals & Manau (2002), sostienen que el efecto del control meticuloso de placa supragingival sobre la flora subgingival, podría deberse a que la remoción del biofilm del área supragingival afecte la composición del biofilm subgingival de la misma superficie dentaria, ya sea por el efecto directo de los colonizadores supragingivales y los microorganismos subgingivales y/o por un efecto sobre los tejidos periodontales adyacentes que diera lugar a la reducción de las especies subgingivales(3, 17)

En el estudio se observó la presencia de placa  antes y después de ser aplicada la prueba, en ambos grupos de estudio se observó una reducción significativa del índice de placa bacteriana, sin embargo, al hacer el análisis de las estadísticas de contraste entre los grupos sometidos  prueba, no se observaron diferencias significativas (p= 0,82) en los niveles de placa bacteriana. Esto sugiere que el pulido coronal por si solo no es un factor que modifique los niveles de placa en los pacientes con periodontitis crónica. Glavind (1977) en su estudio no modificó los hábitos de higiene oral de los pacientes, sin embargo la generación de salud gingival durante el periodo pre-experimental y el mantenimiento de esta condición durante el periodo experimental en ambos grupos, sugiere que la instauración de un programa de mantenimiento motiva  los pacientes a mejorar su higiene oral, concluyendo que la terapia mecánica no es aparentemente el factor más efectivo en los programas deliberados de profilaxis.(18)

Ximenez-Fyvie y Col (2000) reportaron una reducción significativa en el porcentaje de placa y sangrado al sondaje al realizar limpiezas suprangingivales semanales durante 3 meses después del raspaje y alisado radicular. Sin embargo, en los valores de profundidad de bolsa y nivel de inserción no tuvieron cambios significativos desde el punto de inicio de la prueba hasta 3 meses después de aplicada esta.17 Las observaciones de este estudio corroboran los resultados obtenidos por Glavind (1977), en donde el índice gingival y la placa bacteriana disminuyeron significativamente tanto en el grupo experimental como en el control. Tanto al inicio como al final del estudio no se observaron diferencias estadísticamente significativas de estos parámetros entre el grupo control y experimental; y las medidas de pérdida de inserción clínica tampoco se encontraron diferencias entre el grupo control y el experimental.18 Estos hallazgos coinciden con los resultados obtenidos en el presente estudio; el índice de sangrado tuvo una reducción en los grupos experimental y control  de cerca de un 10%, sin embargo al hacer las comparaciones finales entre los dos grupos, no se obtuvieron diferencias estadísticamente significativas (p=0.82). Clínicamente esto podría representar una deficiencia casi total del efecto benéfico del pulido coronal aún habiéndose efectuado la evaluación final en un periodo de tiempo corto (30 días).

En el caso de los niveles de inserción (medidos con el índice de extensión y severidad), la extensión no tuvo reducción significativa para ambos grupos (control p= 0.09, experimental p= 0.88), adicionalmente no se encontraron diferencias al compararlos en la reducción final de la extensión (p=0.99). En el caso de la severidad aunque la reducción en los valores promedio, generó una diferencia estadísticamente significativa en el grupo control (control p= 0.01, experimental p= 0.09) esta no resultó clínicamente significativa, y al comparar la severidad del grupo control con el experimental no se encontró una diferencia estadísticamente significativa entre ambos grupos (p=0.70).

Según los resultados obtenidos, el pulido coronal no representa un procedimiento eficaz dentro de la terapia de mantenimiento periodontal, la ejecución de este, estaría generando entonces un sobretratamiento para los pacientes. Con respecto a esto Casals y Manau (2002) refieren que la eficacia mide los efectos de una actuación diagnóstica, terapéutica o preventiva sobre la salud de los individuos alcanzados por ella, por lo tanto expresa la probabilidad de que un individuo se beneficie bajo condiciones ideales de actuación;  este seria el caso de cuando se evalúa un tratamiento en un estudio científico controlado.  La evaluación de la eficacia se establecerá siempre que sea posible de forma experimental, mediante ensayos clínicos aleatorios, y tiene validez universal. Además anotan: en el aspecto administrativo, la evaluación económica sanitaria tiene como objetivo cuantificar y comparar los costos y consecuencias de actuaciones o programas alternativos, preventivos, terapéuticos  de investigación, con el fin de asegurar que individuos y comunidades reciben unos servicios sanitarios adecuados.3 Según esto, el pulido coronal estaría generando un sobretratamiento al paciente en la fase de mantenimiento periodontal.

Según los resultados obtenidos el pulido coronal no representa ningún beneficio adicional utilizado como coadyuvante en la fase de mantenimiento periodontal, la disminución en el sangrado al sondaje y en el acúmulo de placa bacteriana tanto en el grupo control como experimental esta ligado a la motivación e instrucción sobre higiene oral.

CONCLUSIONES
El pulido coronal utilizado como coadyuvante en la terapia de mantenimiento periodontal no adiciona resultados benéficos en cuanto a la disminución del acúmulo de placa bacteriana a corto plazo.

El pulido coronal utilizado como coadyuvante en la terapia de mantenimiento periodontal no adiciona resultados benéficos en cuanto a la disminución del sangrado al sondaje a corto plazo.

El pulido coronal utilizado como coadyuvante en la terapia de mantenimiento periodontal no adiciona resultados benéficos en cuanto a la extensión y severidad de la enfermedad periodontal a corto plazo.

Existen otros factores asociados a la terapia de mantenimiento periodontal, aparentemente más importantes que el pulido coronal como la motivación, educación e instrucción sobre higiene oral y la calidad del programa de mantenimiento periodontal, obteniendo altos estándares de higiene oral.

BIBLIOGRAFIA

    1. Lindhe J. Periodontologia Clínica. Editorial Panamericana. Tercera Edición. Madrid. 2000: 211
    2. Drisco C.H. Periodontology 2000 (Ed Español) Vol. 1 2002, 77-88
    3. Casals E., Manau C. Control profesional de placa. Efectividad en la prevención de enfermedades orales y evaluación económica. Primer Workshop Ibérico. Control de placa e higiene bucodental.  2002: 311-338.
    4. Suomi J.D., Leatherwood E.C., Chang J.J. A follow-up study of former participants in a controlled oral hygiene study. Journal of Periodontology.1973; 44: 662-6.
    5. Axelsson P., Lindhe J., Nyström B. On the prevention of caries and periodontal disease. Results of a 15-year longitudinal study in adults. Journal of Clinical Periodontology 1991; 18, 182-9.
    6. Loe, H., Theilade, E., & Jensen, S. B. (1965) Experimental gingivitis in man.  Journal of Clinical Periodontology 36, 177-187.
    7. Listgarten M.A., Levin S., Shifter C.C., Sullivan P, Evian C.I., Rosenberg E.S. Comparative longitudinal study of 2 methods of scheduling maintenance visits; 2 year data.  Journal of Clinical Periodontology 1986; 13: 692-700.
    8. Gómez M, Guiomar S, Suárez L.  Evaluación de la profilaxis como procedimiento terapéutico dentro del tratamiento periodontal integral.  Univers. Odont. 1996; 15(31): 29-37.
    9. Beirne, P., Forgie, A., Worthington H., Clarkson J. Routine scale and polish for periodontal health in adults (Review). The Cochrane Database of Systematic Rviews. 2005; 1:7
    10. Sabino Carlos. El proceso de investigación. Ed Cometa de papel. Colombia. 1996. 99-105.
    11. Carranza F, Newman M. Periodontologia Clínica. Editorial McGraw-Hill Interamericana Octava Edición. Mexico. 1998: 66-87
    12. Lenox J.A., Kopczyk R.A. A clinical system for scoring a patient´s oral hygiene performance. JADA. 1973; 86: 849
    13. Carlos J.P., Wolfe M.D., Kingman A. The extent and severity index: a simple method for use in epidemiologic studies of periodontal disease. J Clin Periodontol 1986; 13: 500-505.
    14. American Academy Of Periodontology. Parameter on periodontal maintenance. Journal of Periodontology. 2000, May (suppl); 71 (5)   :849-850.
    15. Hellström M.K., Ramberg P., Krok L., Lindhe J. The effect of suprgingival plac control on the subgingival microflora in human periodontitis. J Clinic Periodontic. 1996; 23: 934-940.
    16. Tezal  M., Scannapieco F.A, Et al. Supragingival plaque may modify the effects of sobgingival bacteria on attachment loss. Journal of Perodontology. 2006, May; 77 (5): 808-813.
    17. Xiemenez-Fyvie L.A., Haffajee A.D., Som S., Thompson M., Torresyap G. Socransky S. The effect of repeated professional supragingival plaque removal on the composition of the supra- and subgingival microbiota. J Clin Periodontal 2000; 27: 637-647.
    18. Glavind L. Effect of monthly professional mechanical tooth clearing on periodontal health in adults. Journal of Clinical Periodontology. 1977; 4: 100-106.

     


^ arriba  | << atrás
© Copyright 2004/05/06 - Fundación Juan José Carraro - Resolución mínima de 800x600  Hosting & Mantenimiento